El mercado invernal, que da comienzo a principios de año, ya está aquí. Y de eso se ha dado cuenta ya el director deportivo del equipo blanquiazul, Francesc Arnau, que está intentado cerrar, al menos, tres fichajes para antes de final de año. No sabemos si lo conseguirá, pues quedan apenas 15 días, pero está poniendo toda la carne en el asador para que así sea y el Rosaleda es un hervidero de propuestas.

La idea de Arnau es contratar a 3 jugadores: un central, un centrocampista y un delantero, debido a las actuales bajas que existen en el equipo. Sin embargo, no será tarea nada fácil, ya que el club cuenta con limitación presupuestaria y no puede sobrepasar el límite impuesto por la Liga, aunque se encuentra justo.

Hasta seis jugadores han sido dados de baja por lesión en algunos encuentros, mientras que cinco de ellos tienen problemas físicos desde hace ya algunas semanas y hasta incluso meses. Entre las bajas destacan la de Weligton, que lleva apartado varios partidos del campo de juego debido a una grave lesión de rodilla que no acaba de recuperarse; la de Kuzmanovic, tras su reciente operación por una rotura parcial en el tendón de Aquiles, y la baja indefinida de Charles, por una lesión de rodilla.

De momento, para los posibles nuevos fichajes, sólo se ha barajado el nombre de Luis Hernández, el ex del Sporting y flamante fichaje del Leicester, para sustituir a Welington, aunque aún el club malagueño no ha confirmado nada con seguridad.

WhatsApp Marketing

Asimismo, Arnau tendrá que fijarse en jugadores con pasaporte extracomunitario, ya que el cupo de extracomunitarios está ya cubierto por Welington, Rosales y Michael Santos.

Condicionantes nada halagüeños para las exigencias del entrenador del Málaga CF, Juande Ramos, el cual ha tenido que echar mano, en varias ocasiones, de los jóvenes del filial, lo que también ha mermado el potencial del segundo equipo y ha perjudicado su trayectoria en Tercera (aunque aún no está nada dicho).

Otra de las opciones que contempla el club es incorporar un jugador cedido, puesto que estas son malas fechas para buscar nuevos fichajes debido a que todos los jugadores ya están acoplados en sus respectivos equipos.

Actualmente, la plantilla malaguista cuenta con 22 jugadores, por lo que el club tiene cuatro plazas libres. Sin embargo, una de ellas podría ser para Pablo, con ficha con el segundo equipo, por lo que las opciones de refuerzo no serían ningún problema. De momento, el club no es partidario por dejar fuera a ningún jugador y quiere apostar por el ascenso de los actuales jugadores.

Sea como fuere tendremos que esperar para ver cómo el Málaga CF se enfrenta al mercado de invierno con qué jugadores y cuáles son las nuevas contrataciones que realiza, y si éstas están a la altura de Juande Ramos.

De todos modos, si el equipo blanquiazul continúa con los buenos resultados, se prevé que finalice la Liga entre los diez primeros puestos de la clasificación.

Comentarios