El partido que enfrentaba al Málaga CF y a la Sampdoria transcurrió sin apenas ocasiones, poco juego y con la emoción final por los penaltis. En los primeros compases, la Sampdoria parecía estar mejor físicamente, pero con el trascurso de los minutos, el equipo blanquiazul se metió en el partido y se adueñó del balón, consiguiendo terminar algunas jugadas, aunque con la falta de chispa arriba característica de la pretemporada.

El Málaga CF apretó antes del descanso y Pablo Fornals, muy activo en los minutos en los que estuvo sobre el terreno de juego, contó con varias ocasiones para adelantar a los de Juande Ramos.

Lo mejor de esta primera parte fue Diego Llorente, que con varias acciones a la hora de sacar el balón desde atrás, o cortando balones peligrosos, demostró la calidad que tiene. Lo menos bueno de estos 45 minutos, o algo que se puede mejorar, son los errores en algunos pases de Bakary Koné, al que se le notaba nervioso y estuvo algo fallón al principio del partido.

La segunda parte fue más de lo mismo, aunque con los cambios el Málaga CF intentó llegar más y marcar para que el Costa del Sol se quedara en Martiricos. La ocasión más clara la tuvo Camacho, en el 75’, que de cabeza, tras un gran balón colgado de Juanpi, estuvo a punto de adelantar al equipo blanquiazul en el marcador.

WhatsApp Marketing

La frescura de Jony levantó algún aplauso desde la grada, pero no hubo nada más y el partido quedó en empate tras los 90 minutos reglamentarios. El trofeo se decidía en los penaltis y Kameni fue el protagonista de la tanda, al parar dos de ellos.

Latest posts by Mercedes Martínez (see all)

Comentarios