El Málaga se queda sin séptima plaza. Sin Europa. Sin esperanzas. ¿Alicientes? Varios. Un equipo joven, inexperto y con un caché que no era el de las otras temporadas. Se lo puede ver de dos formas, la positiva, por lo mencionado. Pero hay un dejo de desánimo y la afición lo sabe. Este último partido fue más de lo mismo, más de lo que vemos desde hace tres meses. Mucha ilusión y empuje… pero el fútbol no solo es eso. Sevilla fue mejor y Málaga peleó pero no dio para más.

Málaga y Sevilla se medían en los primeros minutos. Que si es tuya, que si es mía… pero las porterías en cada uno de los extremos. Aleix Vidal se la regalo a Kameni en la primer disparo de la visita y Recio respondió desde el vértice en falta directa que rechazó.

Málaga era algo más y Javi Guerra hizo una típica de Samu Castillejo, que lo veía desde afuera. Gran jugada individual del veleño y Sergio Rico saca una mano impresionante para mandar al córner. Era el primero malaguista, sin merecerlo, sí, pero era el golpe anímico ideal para el equipo.

Mientras las noticias en Bilbao eran deprimentes, Weligton se hace expulsar tontamente. En una jugada sin peligro, el brasileño, que venía caliente tras un choque en el medio del campo, pega un codazo a Gameiro y se va a las duchas.

WhatsApp Marketing

Málaga con 10, en principio, trata de refugiarse pero de a poco se fue reacomodando. Angeleri salvo el 0-1 tras un disparo a portería vacía de Iborra. Y el local la tuvo en los pies de Guerra otra oportunidad inmejorable pero el remate se fue ancho y Juanmi no alcanzó a llegar.

A pesar de la diferencia numérica, los de Gracia nunca perdieron el hilo del juego. Sin embargo, las noticias de Bilbao no eran las mejores y Athletic se iba con 3-0 a favor ante Villarreal. Utópico.

Sin cambios para la segunda parte, Banega avisaba en la primera posibilidad. Más tarde, doble ocasión del Málaga. Primero Boka centra y Juanmi no llega por poco y después Amrabat, con su jugada marca registrada, hace esforzar a Rico.

Las ilusiones quedaron por los suelos en los próximos 15 minutos. Primero marca Reyes con la portería vacía tras pase de la muerte de Vidal. Luego Ever Banega la pone en la escuadra sin posibilidades para Kameni y, como si fuera poco, Aleix Vidal llega solo por la izquierda y marca el 0-3. Vamos, en nada se fue todo.

En La Rosaleda comenzaba a desfilar el público y Sevilla dominaba a placer. Javi Guerra le puso algo de pimienta al partido. Aguantó bien la bola y desde la frontal sacó un remate raso para el descuento. Euforia medida, que se fue acrecentando por el coraje y corazón del equipo en búsqueda de la heroica.

Sobraban los minutos, muchos. Málaga acusaba el esfuerzo con 10 y Sevilla estaba cómodo. Y hubo momentos mágicos como ovación a Amrabat y el grito de gol de Valencia que dejaba sin cuarta plaza a los sevillanos.

Javi Guerra, el mejor de los últimos partidos, se esfuerza y marca en el segundo palo sobre el final para el 2-3. Pero nada más. Mapaga finaliza una temporada que permitió soñar, con un equipo joven y casi sin presupuesto. Se espera un buen porvenir pero también se aprenderán de los errores. Punto final.

 

Málaga Pasión

Málaga Pasión

Últimas noticias del Málaga CF - Diariamente información y actualidad del Málaga CF. Te ofrecemos la última hora del Málaga Club de Fútbol #VamosMálaga Menciona #MalagaPasion en twitter y participa de nuestros sorteos semanales.
Málaga Pasión

Comentarios