Gran victoria del Málaga CF que vence 2-0 al Deportivo de la Coruña y cosecha su segunda victoria liguera y espanta los fantasmas de las últimas plazas en la clasificación. Un encuentro algo tosco y falto de movilidad por el centro del campo, donde las bandas se reflejaron importantes a la hora de crear ocasiones de gol por parte de ambos equipos, pero el conjunto andaluz tirando de casta y coraje logró los tres puntos en una jornada que se antojaba vital para oxigenar al grupo y llegar con mejores sensaciones a los próximos enfrentamientos.

El técnico Javi Gracia volvió a retocar el once titular debido a la ausencia de jugadores titulares, y tuvo que ordenar un equipo con referencias en la segunda línea y que tan bien han funcionado. Un formidable Tighadouini ha sido quien ha volcado la balanza hacia el lado blanquiazul, en el minuto 60 con disparo del marroquí una falta envenenada desde la esquina del área y que Lux no pudo despejar lo que provocó el 1-0. Gracia parece que ha encontrado la solución al gol que tanto se murmuraba por la afición malaguista, y es que el dorsal 22 le está funcionando muy bien al mister, dando profundidad, poder ofensivo y sobre todo, acierto, algo de lo que el equipo flojeaba últimamente. El segundo tanto vino de la mano de Juankar, que en el minuto 84 marcó tras un balón dividido fuera del área y que como un puñal, se coló en el área pequeña para reventar la pelota cruzada dónde el portero poco pudo hacer y que remató al equipo gallego que le puso ganas pero no solo con eso basta.

Una primera parte en la que ambos clubs se tanteaban sin arriesgar demasiado, un buen bloque defensivo por parte del equipo gallego, obligó al equipo de Gracia a jugar por las bandas. Duda junto a Tissone marcaron el tempo del partido sobre todo en la primera parte donde el fútbol y las ocasiones se veían cuando el balón pasaba por sus pies haciendo claras ocasiones de gol pero con falta de puntería. Por su parte, el Deportivo se conformaba con tiros lejanos  y  jugando a la contra dejando que los puntas Oriol o Vázquez transformaran algunas de las pocas ocasiones que tuvo el conjunto norteño. La más clara de los deportivistas fue un balón al poste tras un remate de Oriol Riera.

Ya en la segunda parte, el Málaga CF volvió a ofrecer más sobre el campo y en el minuto 60 el gol de Tighadouini abrió el partido, obligando a los gallegos a venirse arriba lo que provocó que el encuentro se rompiera por momentos y dejaran que el juego fuera un correcalles. Víctor Sánchez del Amo sacó al césped a Luis Alberto (Ex del Málaga) y Laure, para tener más contención de la pelota y poder tener más ocasiones de gol, algo que no surtió efecto pues el equipo andaluz se echó el partido a las espaldas y estaban mostrando una superioridad notable.

WhatsApp Marketing

Gracia quiso dar más garra al encuentro haciendo saltar al campo a Espinho por Duda, que hizo unos buenos minutos en lo que estuvo jugando, posteriormente saltarían al campo Pablo Fornals y Horta, por el goleador Tighadouini y Recio. Con los suplentes en el terreno de juego, ayudaron a estabilizar el marcador y tras una gran jugada de Juankar tras un rechace del lance, entró hasta el área pequeña contraria y remató al Deportivo con un gran tanto que da alas a un equipo necesitado de la victoria para creer en sí mismo.

Lo mejor del encuentro ha sido Tighadouini, el marroquí que empezó con pocos minutos en la temporada pero poco a poco está haciéndose un hueco en el once de inicio y sobre todo está siendo crucial puesto que por juego y goles está consiguiendo tirar del carro andaluz.

Un juego vistoso, con mejores ideas, más fino y con más llegada, estas son las premisas del encuentro de hoy que el Málaga ha solucionado con solvencia, tras una dolorosa derrota en Mestalla la semana pasada, el equipo vuelve a coger fuerzas y Gracia parece que va encajando las piezas.

Comentarios