Punto, puntazo. Kameni, Kameniazo. Si ya se hablaba del Gracismo, tiene que salir un nuevo término en el aura malaguista. Pletórica actuación del camerunés para bancar desde el fondo a un Málaga que luchó hasta el final con el Real Madrid en el siempre esquivo Santiago Bernabéu.

Lo que se sabía. El Madrid buscando la ventaja y el Málaga replegado pero mirando de reojo el contra ataque. Cuando el equipo de Gracia se planta en la marca, como lo hizo contra Barcelona en los dos últimos partidos, se hace cuesta arriba para quien se enfrente. Bien compacto, atento y con el clásico aguante de balón contra Varane o Nacho en cada salida. Tigha también ayudaba, pero el calvo malaguista siempre exigía.

Los de Benítez, si bien tenían el dominio casi total, no llegaron con peligro hasta la primera media hora cuando Ronaldo comenzó el duelo personal con Kameni. Una, dos y hasta tres tapadas impresionantes del camerunés frustraron al astro luso. Isco se esforzó en la última de la primera parte y pudo aumentar la ventaja (sí, hubiese dolido un poco mas) cuando CR7 miraba atento.

El segundo tiempo fue un monólogo blanco y chocó una y otra vez con el bueno de Kameni, que tapó prácticamente todo lo que se pudo en su camino. Cristiano, Benzema, Kross o Isco se toparon con la figura del portero cada vez que intentaban, y ojo que el Madrid remató todo lo que se propuso pero no encontraba el camino. Si ya era el MVP de los primeros 45, no se imagina lo que fue cuando pasaba el tiempo de los segundos.

WhatsApp Marketing

Amrabat, en la única clara, clarísima, para el Málaga capturó un rebote que él mismo había generado y después de sacarse de encima a Marcelo no pudo marcar cuando remató con la pierna tonta.

El minuto 76 fue fatídico. Después de zafar en dos oportunidades, primero Kameni ante Benzema y en la segunda jugada cuando Weligton la salva en la línea, Amrabat saldría expulsado por un supuesto codazo a Marcelo. Gracia le da minutos a Juanpi y Horta para oxigenar a Tighadouini, de buen partido, y el debutante Fornals.

El venezolano hizo las veces de Amrabat para aguantar arriba, no con físico, sí con técnica. Probó desde afuera cuando pudo y hizo estirar a Keylor Navas. Al Madrid se le acababa el tiempo y trataba de llegar como podía. Quedó una para el Málaga también pero Horta no pudo. En la última, y para aumentar la frustración de cara al gol, Ronaldo casi que rechazó un centro de Marcelo a metro y medio de un vencido Kameni.

El Málaga suma un punto, pero puntazo moral. Después de las frustraciones en las primera jornadas, más allá de seguir en deuda con el gol y con estadísticas muy negativas, puntúa en un estadio que le ha sido históricamente esquivo. Anímicamente sirve. Puede ser un antes y un después.

Málaga Pasión

Málaga Pasión

Últimas noticias del Málaga CF - Diariamente información y actualidad del Málaga CF. Te ofrecemos la última hora del Málaga Club de Fútbol #VamosMálaga Menciona #MalagaPasion en twitter y participa de nuestros sorteos semanales.
Málaga Pasión

Comentarios