Eso de “entrenador nuevo, victoria asegurada” al Málaga CF no le ocurrió el pasado fin de semana. Míchel se estrenó en La Rosaleda con su nuevo equipo y con una dura derrota. Como viene siendo habitual, el conjunto blanquiazul mereció más ante el Alavés. Este llegó en dos ocasiones, y fueron dos errores de Demichelis los que le dieron la victoria al conjunto vasco. El efecto Míchel se pudo ver en cuanto a la intensidad y la actitud del equipo, que durante un momento del partido fue capaz de apretar e ir a buscar el empate. Hizo muchas ocasiones para conseguirlo, pero al Málaga CF le sigue costando meter goles.

El equipo blanquiazul salió buscando la portería del rival, con líneas de presión adelantadas y llegaron así las primeras ocasiones de José Rodríguez, Charles y Camacho. Por su parte, el Alavés fue cogiendo fuerza con el paso de los minutos y en un córner, tras una mala cesión de Demichelis a Kameni, un córner evitable, llegó el primer tanto Feddal. El conjunto vasco se fue al descanso ganando y con un público que despedía a su equipo con algunos pitos tras las malas sensaciones del final de la primera parte.

La entrada de Juankar cambió el partido en la segunda parte. El Málaga CF empezó a atacar y a llegar con claridad. Sandro estrelló un balón en el poste y Charles no metió el rechace. En el 71, Juankar aprovechó un gran pase de Charles para subir el empate al marcador. Además, en la siguiente jugada, Feddal vio su segunda amarilla y el Málaga CF tenía 20 minutos para jugar en superioridad numérica. Pero ni eso pudo aprovechar el conjunto malagueño.

En-Nesyri tuvo dos ocasiones que de haberlas metido hoy no se estaría hablando de la final que tiene por delante el Málaga CF el domingo ante el Leganés. Hubiera sido el 2-1 y con pocos minutos por delante, una victoria casi segura. Pero no fue así, y el que metió el segundo fue el Alavés. Además, lo hizo en los minutos en los que más duele un gol en contra, en el descuento. Un nuevo error de Demichelis le dio medio gol al conjunto vasco. Deyverson asistió a Edgar,  este desbordó a Luis Hernández y superó a Kameni para dejar a La Rosaleda congelada a tres minutos del final.

WhatsApp Marketing

José Rodríguez ya lo dijo al terminar el partido: “Si no ganamos partidos, no nos quedamos en Primera”. La racha del Málaga CF hace que estos pensamientos estén más que presentes en los aficionados malaguistas. Siete puntos de 42 posibles. Una barbaridad. Son cifras de equipo de descenso. Bien es cierto que la distancia con el descenso sigue estando presente, siete puntos siguen separando al Málaga CF del Granada.

El domingo toca una cita dura y decisiva ante el Leganés, donde juega el malagueño  y ex malaguista, Samuel García. El malaguismo siempre está con su equipo, y una vez más lo ha vuelto a demostrar. Mil aficionados han realizado peticiones para poder viajar y ver a su equipo en el difícil partido que se jugará en Butarque. Finalmente solo habrá 202 entradas disponibles para la afición visitante. El resto seguro que apoyará al Málaga CF de Míchel, a su Málaga CF, desde casa.

Comentarios