Los tres puntos se quedaron en casa, pero con demasiado sufrimiento. El Málaga CF ganó, aunque no fue un camino de rosas. El Sporting de Gijón se adelantó dos veces en el marcador y fue con la aparición de Ontiveros cuando cambió el partido. Este partido había que ganarlo, para llegar más tranquilos al choque ante el FC Barcelona, y así ha sido.

Los nervios eran palpables en el público que hoy acudió a La Rosaleda, y lo demostraron en varias ocasiones cuando las cosas no iban del todo bien para el equipo blanquiazul. Por suerte o por desgracia están ya acostumbrados a este tipo de partidos. A empezar perdiendo para después remontar y ganarlo al final de los 90 minutos.

En el once que sacó Juande no había grandes sorpresas. Estaban los que había. En los primeros minutos el Málaga CF empezó bien, incluso pudo marcar el primero por mediación de Juanpi y Torres en una doble ocasión. Pero no iban a ser los primeros en adelantarse en el marcador. 13 minutos tardó Duje Cop en encontrar y ponérsela en bandeja a Viguera  para poner por delante a los de Abelardo.

La cosa no mejoró, y Juande retiró a la media hora de partido a Jony, que se fue cabreado al vestuario y entró Santos, protagonista, junto a Ontiveros, de esta victoria.

WhatsApp Marketing

Justo antes del descanso, y tras una jugada de Juanpi, donde se pedía penalti, llegó el empate de Pablo Fornals, que solo tuvo que colocarla en el interior de la portería, tras un rechace de la defensa.

Tras el descanso, en el 49’ Cop superó a Kameni. Esta vez de falta directa. Tocaba remontar de nuevo. Pero ahora es cuando entra en escena Ontiveros. El marbellí, sus regates y centros son un espectáculo. O sino que le pregunten a Sandro, que tras uno perfecto consiguió su quinto gol en lo que va de liga. Empate a dos y quedaba lo mejor.

El Sporting se quedó con 10 tras la expulsión de Lillo por doble amarilla y Kameni fue fundamental en un mano a mano ante Cop, con el 2-2 todavía en el marcador. Pero esto lo ganaba el Málaga y Santos remató de cabeza un centro de Juankar para dejar los tres puntos en Martiricos.

Hoy podría haber pasado cualquier cosa. Esta vez la suerte estuvo con los blanquiazules, pero ya hemos visto durante esta temporada que no siempre es así. Juande tiene todavía mucho trabajo por delante con esta plantilla y si consigue que el equipo mejore sus carencias, se pueden hacer grandes cosas. Pero hay que hacerlo.

 

Comentarios