Comenzaba el partido en el Camp Nou. Teniendo en cuenta que el Barcelona estaba sin Messi y Suárez, era de esperar que el Málaga CF planeara un partido entretenido, buscando la pelota y jugando cada uno de los balones hasta que las piernas no les dieran para más. Pues no. Nada más lejos de la realidad.

El Málaga CF salió asustado, sin ningún planteamiento, sin ningún guía que los llevara a desarrollar algún tipo de fútbol. También hay que destacar las grandes bajas con las que el Málaga llegaba a Barcelona.

Desde el primer momento se vio que la esperanza del Málaga era que en un contra ataque Sandro o que algún alma iluminada pudiera adelantarlos en el marcador. Y la verdad es que estuvo cerca en una jugada en que Sandro la agarró en medio del campo e intento colarla entre los palos, pero Ter Stegen estaba ahí haciendo su trabajo.

Mientras los minutos del primer tiempo pasaban y el partido era un intento del Barcelona tras otro, todos los malaguistas creo que se preguntarías: ¿De verdad que el Málaga CF no tiene jugadores para jugar a ganar este tipo de partidos?

WhatsApp Marketing

Daba la impresión que tanto el Málaga como Juande Ramos se conformaban con que el Barcelona le metiera los menos goles posibles y pasar esta jornada sin pena ni gloria. Menos mal que en la segunda parte todo cambió.

El jugador que estuvo más a la altura del partido fue Kameni. El portero del Málaga estuvo en cada momento atento dejando el marcador a cero. Fue el auténtico protagonista del partido. Indiscutible. Gracias a él el Málaga CF se llevó un punto del Camp Nou. además, destacar el buen trabajo defensivo.

Más o menos a la media hora del partido el Málaga comenzó a funcionar. Ya por lo menos se aminaba a salir de su área. Ya el empate no se veía tan mal, porque empatar jugando es una táctica mucho más bonita que empatar con miedo metido en tu área.

El partido se iba a descanso con un Málaga mucho más animado, más crecido.

El segundo tiempo la perspectiva del partido cambio totalmente. El Málaga CF salía a jugar por fin. Salía a arriesgar y a sacar el resultado que fuera, pero dejando todo en el campo de fútbol. Todo este ánimo se veía en las subidas del equipo andaluz. Ya les jugaba al Barcelona de tú a tú. Las líneas del Barcelona se atrasaban.

La segunda ocasión más clara del Málaga fue la de Juanka. En una jugada en el área rival, la cogía Juanka, esquivaba al propio Ter Stegen y en el momento del disparo, mandaba el balón al lateral de la red. Todo el malaguismo se quedó con el gol en la boca y todo el barcelonismo con el alivio de ver como los tres puntos de iban a la Costa del Sol.

Minutos después en una falta a Neymar, venía la polémica del partido. Llorente veía la roja directa por una falta peligrosa. Los aficionados malagueños ven en esta situación un robo, creen que no era para roja, pero la patada es indiscutible.

En el momento en el que se cumplía el minuto 90 comenzaba una auténtica locura. El Barcelona lo intentó todo para marcar en los minutos de descuento. Y una vez más, como a lo largo de todo el partido hay que resaltar a Kameni, Kameni y Kameni. Él fue el que paró un cabezazo de Neymar, que parecía un gol claro.

El tiempo de descuento había pasado y los jugadores del Málaga pedían el tiempo. Incluso, por reclamar Juanka se llevó una roja directa. El partido llegó hasta los 97 minutos.

En 97 minutos el Barcelona no fue capaz de adelantar al Málaga. En los 97 minutos vimos como el crecimiento de un Málaga que acaba siendo el héroe de la jornada. Se lleva un punto, mejor dicho, un puntazo.

Ahora todos los ojos se centran en el Barcelona y en el árbitro, mientras el pequeño Málaga, el que salió sin planteamiento ninguno, salía por la puerta grande y con un puntazo bajo el brazo.

Sigueme

Jazmín Martínez

Periodista deportivo - Universidad de Málaga. Cada día te ofrezco noticias del Málaga CF y su actualidad.
Sigueme

Latest posts by Jazmín Martínez (see all)

Comentarios