El Málaga CF ha conseguido dos victorias consecutivas en cuatro días. Termina así una semana redonda para Málaga y para el Málaga de Míchel. La primera victoria, el miércoles ante un rival directo como es el Sporting, y hoy, una victoria de las que saben a gloria contra el FC Barcelona. Además, los tres puntos se quedan en la Costa del Sol merecidamente. El conjunto de Míchel fue mejor que los de Luis Enrique durante todo el partido. Los malaguistas aprovecharon dos contras para llevarse los tres puntos.

Aunque en un primer momento, el Málaga CF empezó algo fuera del partido (los primeros 10 minutos) pronto llegaron los espacios que necesitaban para crear peligro en la portería de Ter Stegen. Además de aprovechar bien sus ocasiones, el Málaga defendió durante todo el partido de una manera excepcional, encabezados por un gran Llorente.

Así llegó el gol de Sandro, en el minuto 33. En una contra perfecta, tras un genial pase de Ricca, el ex azulgrana batió a Ter Stegen. Estaba escrito, tenía que ser Sandro el que adelantara al Málaga en el marcador ante su ex equipo. Sandro es el máximo goleador del conjunto blanquiazul, con 9 goles con el de esta noche.

Antes del gol Kameni había salvado al Málaga, tras hacer un auténtico paradón a un disparo de Luis Suárez, después de una buena contra del Barça. Pero el Málaga también lo intentó por medio de Recio, desde lejos, que quiso aprovechar que Ter Stegen estaba fuera de su portería, pero el disparo se le fue muy desviado.

WhatsApp Marketing

Después del gol, Messi intentó echarse al equipo a la espalda, pero no pudieron hacer nada contra la defensa planteada por Míchel. El que sí tuvo otra buena ocasión fue Juanpi, tras una combinación de los blanquiazules, pero su disparo se fue fuera, sin ninguna complicación para el portero culé.

La segunda parte fue prácticamente un calco de la primera. El Málaga aprovechando los espacios y el Barça intentándolo sin acierto. Algunas de las jugadas más peligrosas de los azulgranas vinieron de lanzamientos de falta de Messi, pero todos se marcharon por encima de la portería, o chocaron con la barrera malaguista.

El punto de inflexión del partido y que evitó la reacción del Barça fue la expulsión de Neymar por doble amarilla. A partir de ahí llegaron las ocasiones del Málaga, por medio de Juanpi y Charles. El primero tuvo un claro mano a mano con el portero que no supo resolver, y el brasileño, más de lo mismo, golpeo sin peligro para Ter Stegen.

El Barça no era capaz de sobrepasar las líneas del Málaga y eso fue lo que aprovechó Jony. Tras un jugadón de Fornals y Charles, el canterano le puso un gran balón, para que Jony tuviese medio gol hecho. 2-0 y alegría malaguista.

Después de estas dos jornadas consecutivas ganando parece que el conjunto de Míchel coge impulso y puede respirar tranquilo para lo que queda de temporada. No hay que cantar victoria tan pronto, pero la salvación está mucho más cerca que hace una semana. Para completar la alegría, la afición parece haberse reconciliado con su equipo tras dos jornadas donde el juego, las ideas y las ganas de los blanquiazules parecen estar más claras.

Comentarios