El partido del Málaga fue bueno en general. En la primera parte fue el que llevó el ritmo del juego. Transmitía buenas sensaciones. Además, tuvieron muchas ocasiones claras para haberse adelantado, pero el marcador se mantenía a cero. La tónica del equipo de Javi Gracía era bueno. Estaban haciendo lo que tenían que hacer, pero el gol no llegaba. Igualmente, el Rayo Vallecano hacía su trabajo. Le plantaba cara al equipo local, aunque el justo merecedor del partido parecía que era el equipo de la Costa del Sol. Pero en fútbol no se puede hablar de justicia. El Málaga es el claro ejemplo de esto.

A la vuelta del descanso, el Rayo avisaba. El central Diego Llorente remataba solo a punto de marcar el gol, pero todo se quedaba en un susto. Pero pocos minutos después, vino el jarrón de agua fría. En el minuto 60, Embarba disparaba a puerta. Todo hubiera en otro susto, pero el balón en su trayectoria tocó a Raúl Baena, lo cual desvió totalmente la dirección de la pelota que se terminó colado por la portería del Málaga. El Rayo se adelantaba y al Málaga el partido, que en el primer tiempo dominó, se le empezaba a poner cuesta arriba.

Tras el gol del Rayo, comienza el “querer y no poder” del Málaga. Lo seguían intentando con algunos centros del Chory, pero todo se quedaba en jugadas de peligro, pero sin materializaren gol. Tan fácil que lo tenía al principio para marcar y tal difícil que se le ponen los partidos en cuanto más pasan los minutos.

Así pasaron los minutos. Era muy injusto que el Rayo con una sola jugada se llevaran los tres puntos, igual que pasó en el anterior partido con el Athletic Club. Los fallos se pagan y esa es la lección que está aprendiendo el Málaga en estas dos últimas jornadass.

WhatsApp Marketing

El Málaga solo llegaba hasta el área rival. Una vez allí, se despistaban y desaprovechaban las oportunidades. Todo esto pasa por un grave problema que tiene el Málaga y se viene viendo desde hace muchos partidos. El Málaga no tiene gol.

La gente ya comenzaba a irse. Tres minutos quedaban para el final del partido. Pero en cuando menos te lo esperas todo cambia. De un saque de falta de Juampi, la tocaba Roque Santa Cruz y se la dejaba perfecta para que Federico Ricca metiera un zurdazo. Y se hizo justicia.

El empate sabe a poco teniendo en cuenta el partido del Málaga, pero los partidos no se merecen, los partidos se ganan. Y aunque en los dos últimos partidos el Málaga hace mucho, es imperdonable que fallen tanto.

El gran destacado del partido fue el Chory Castro. El uruguayo ya comienza a coger ritmo, se siente importante, y en estos partidos se deja ver ese Chory que todos queremos ver. En los últimos cinco minutos del partido, Javi Gracia lo cambio por Horta, cambio incomprensible, ya que las jugadas peligrosas del Málaga pasan casi todas por las botas del Chory.

El Rayo se va muy tocado Málaga, ya que los tres cambios fueron por lesión (De Castro, Javi Guerra y Baena).

Sigueme

Jazmín Martínez

Periodista deportivo - Universidad de Málaga. Cada día te ofrezco noticias del Málaga CF y su actualidad.
Sigueme

Latest posts by Jazmín Martínez (see all)

Comentarios