Tras la derrota del sábado se podía prever las caras de esta mañana en el entrenamiento. La plantilla del Málaga se entrenaba hoy en un ambiente tenso, serio, preocupado. Y no es para menos. El equipo de Javi Gracia es el colista de la Liga BBVA. La plantilla se intenta concentrar para el partido del sábado en la Rosaleda contra el Granada. Partido decisivo donde los haya.

Hoy hemos visto a los titulares del partido en Cornellá hacer trabajos de recuperación. Amrabat se ejercitaba con ejercicios más específicos. En general una sesión dura, exigente. El equipo se entrenará todos los días de esta semana, incluido el domingo, ya que juega la Copa del Rey la semana siguiente.

El equipo blanquiazul tiene planeado concentrarse desde el jueves hasta el partido en el Gran Hotel Benahavís. Con esta idea se pretende reforzar la unidad del club y la máxima tranquilidad posible. Además así se alejan un poco de todos los problemas que se acontecen en los despachos de Martiricos y concentrarse en lo verdaderamente importante, hacer un buen partido en casa y ganar sí o sí.

La verdad es que el club se encuentra a día de hoy en una situación muy complicada. La falta de comunicación, o de entendimiento, entre los propietarios, los directivos y la plantilla hacen del equipo una organización fracturada. A todo esto hay que agregarle que el club no levanta cabeza desde hace un tiempo. Los malos resultados obtenidos y la desconfianza que esto genera hacen del club una bomba de relojería que en cualquier momento estallará, o ya ha estallado.

WhatsApp Marketing

Por un lado se encuentran los propietarios.  El jeque Abdullah Al-Thani invirtió cerca de 150 millones de euros en un equipo que elevó a los mejores de Europa. Pese a parar de invertir en el club, el jeque siempre ha estado presente utilizando el patrimonio de él para afrontar las deudas del club. Pese a esto es evidente que necesitan un poco de asesoramiento para entender el fútbol como un negocio.

La otra cara de la moneda son los gestores del club.  Estos disponen de control y conocimiento pero se han tomado este poder para tomar decisiones que a ellos no les correspondían. Aunque consiguieron una reducción de la deuda (a través de la venta de estrellas como Castillejos, Juanmi o Darder) estas decisiones les ha costado el distanciamiento con los propietarios, e incluso con el mismo Javi Gracia que tras el partido contra el Barcelona habló de la venta de Darder mostrando duramente su desacuerdo con muchas de las gestiones que se han llevado a cabo desde los despachos  y sin consultar cómo afectaría eso a la plantilla.

Y entre esto se encuentra el cuerpo técnico. A pesar de su trabajo y de la primera parte de la temporada pasada, no levanta cabeza desde enero. Posiblemente por la venta de jugadores muy importantes para el club. Es de entender el enfado de Javi Gracia que ve cómo se le van los mejores del equipo y no puede hacer nada porque eso lo llevan “los jefes”. A pesar de ellos, el navarro sigue buscando alternativas y tira de cantera para cubrir los huecos que se le quedan libre.

Con todos estos problemas el equipo intenta seguir jornada tras jornada buscando las soluciones más convenientes para el equipo, pero sería una gran mentira no asumir que el Málaga CF va en picado y sin ninguna solución por ahora.

Sigueme

Jazmín Martínez

Periodista deportivo - Universidad de Málaga. Cada día te ofrezco noticias del Málaga CF y su actualidad.
Sigueme

Latest posts by Jazmín Martínez (see all)

Comentarios