Ante el parón liguero debido a la fase de clasificación de la Eurocopa 2016, el pasado jueves, el Málaga viajó hasta el pueblo Benahavís, patrocinador del conjunto blanquiazul que luce su nombre en la parte trasera de la camiseta, y que ya han visitado en otras ocasiones en temporadas pasadas. Su estancia se centró concretamente en el Gran Hotel Benahavís.

30 horas para descansar son las que Gracia ha dado a sus jugadores para desconectar, reunificar el grupo y hacer piña después del tenso final de mercado de fichajes que vivió el equipo malacitano en cuánto a salidas y llegadas. Es importante que estas incorporaciones se adapten al equipo lo antes posible, ya que si se acoplan rápidamente al grupo, más fácil será poder contar con un conjunto más forjado.

Gracia, también aprovechó estos días para intensificar el trabajo con el grupo haciendo doble sesión de entrenamiento para no desinflar el esfuerzo hasta ahora realizado y mantener la forma física y mental para las próximas y duras jornadas ligueras.

Y es que, tras esta miniconcentración, a la escuadra andaluza, se le afronta una gran cruzada por delante, cinco partidos en un menos de un mes, algo para lo que ya están trabajando y deben prepararse bien. Tras cosechar 1 punto ante el Sevilla (0-0) y sacrificada derrota ante el Barcelona (1-0), la suma de puntos comienza a ser indispensable, ya que deben empezar a conseguir puntos si no quieren descolgarse de la zona media de la tabla.

WhatsApp Marketing

El próximo 13 de Septiembre a las 20:30 en La Rosaleda empieza este reto para el Málaga CF que recibe al Eibar, uno de los cuatro equipos que hasta ahora solamente conocen la victoria. Un equipo correoso que no se dejará vencer fácilmente.

En la siguiente cita, viajarán hasta Madrid para medirse al Getafe (18 de Septiembre), rival directo del que el triunfo se vuelve casi obligado, si no quieren llegar a los próximos encuentros con la moral baja, además, el conjunto azulón se antoja como el más débil de esta travesía. Cinco días después reciben al Villarreal (23 de Septiembre) con el morbo asegurado tras la vuelta de “los Samus” a La Rosaleda. La cuarta cita dota de un valor mayor al desafío del conjunto blanquiazul, ya que vuelven a la capital pero esta vez para enfrentarse al Real Madrid (26 de Septiembre), y ya para finalizar este intenso mes hasta el próximo parón, recibirán en casa a la Real Sociedad (3 de Octubre) partido que por cierto será el primero que se podrá ver en abierto del conjunto boquerón a través de RTVE.

En definitiva, mes clave para el equipo malacitano y duro examen que le viene por delante. La obtención de puntos se vuelve crucial para no descender en las aspiraciones que opta este Málaga, que a pesar de los grandes cambios que ha tenido últimamente, Gracia debe dar con la clave para potenciar un equipo algo mermado por las bajas que ha sufrido y activar de forma instantánea la participación de los recién llegados.

Comentarios